Alcachofa

Jun 29, 16 Alcachofa

El termino Alcachofa, proviene de la palabra árabe al-churchufa, cuyo siginificado  quiere decir planta comestible. Esta planta es originaria de la cuenca del Mediterráneo, donde ya en la antigüedad, era utilizada por los egipcios y posteriormente, se extendió su uso en Roma, donde se consideraba una lujosa especialidad vegetal.

Siglos después, llego a Inglaterra y Francia, donde la raíz y las hojas eran muy apreciadas y fue aquí, donde se empezó a usar como remedio, para tratar los problemas hepaticos.

Características

La alcachofa es una planta, que pertenece a la familia de las compuestas, de hoja perenne y muy parecida al cardo. Tiene un fuerte tallo y puede llegar a alcanzar los dos metros de altura, está protegido por una gran cantidad de hojas espinosas. En el extremo superior del tallo, se forman unos capítulos florales, redondos y espinosos, que se recogen antes de que se abran. Florece en verano y en otoño, y las inflorescencias son de un color azul violáceo. La alcachofa no sólo se utiliza con fines medicinales, sino que el delicioso sabor de sus cogollos y hojas la convierten en una exquisitez más allá del Mediterráneo.

 

Principios activos y aplicaciones

De la Alcachofa, para la elaboración de remedios naturales, se utiliza la bráctea y las hojas frescas o secas, ya que contienen la mayor parte de los principios activos más importantes como el ácido cafeico, los flavonoides y las lactosas, muy recomendables en caso de problemas digestivos, como gases y digestiones pesadas,

La Alcachofa, también es recomendable para tratar las náuseas y los problemas hepáticos además, favorece la recuperación tras periodos de convalecencia

 

Posología y formas de consumirlo

La gran mayoría de los remedios a base de Alcachofa, son en forma de extractos, pero también los hay en forma de comprimidos, cápsulas o gotas. Es importante saber que estos remedios se elaboran a base de planta fresca de alcachofa, porque si cocemos la planta, pierde la mayor parte de sus principios activos durante el proceso de evaporación, que se sucede durante la cocción.

Se recomienda una dosis diaria equivalente a 6 g de alcachofa seca, dividido en dos o tres tomas al día, preferiblemente antes de las principales comidas

Ejemplos de aplicación

La infusión: Echar 150ml de agua caliente sobre 1,5 cucharada de postre de hojas de alcachofa picadas, dejar reposar 10 min. y tomar una taza antes de  las comidas

 

Advertencias y Efectos secundarios

Los remedios a base de Alcachofa, no deben consumirse si se padecen patologías biliares, como obstrucciones o cálculos en la vesícula.

También hay que evitar los remedios a base de Alcachofa en casos de ser alergia a las plantas que pertenezcan a la familia de las compuestas

Ensayos Científicos

 Se han efectuado varios ensayos científicos para verificar la eficacia de los remedios de Alcachofa, en el más importante de ellos, se sometió durante 6 semanas a un grupo de más de 500 voluntarios que padecían trastornos digestivos, al tratamiento con una dosis de entre 340 a 660 mg de extracto de hojas de alcachofa o un placebo, tres veces al día. Las conclusiones fueron claras, en el 71% de los voluntarios tratados con la alcachofa, se observó una mejoría de los síntomas, las flatulencias disminuyeron en un 68% y las molestias abdominales en un 75%

También se observaron mejoras en las analíticas de sangre, donde se detecto una reducción del 12% en los triglicéridos y un 10% en el colesterol total, manteniendo el colesterol bueno en los mismos niveles de antes del tratamiento.